Lo que nos traerá la cuarentena…

Los días en esta cuarentena están siendo una montaña rusa de emociones, a veces muy arriba, otras, muy abajo. Hay días en los que pienso que ya queda menos y otros en los que pienso que todavía queda mucho. Hay momentos en los que río a carcajadas y momentos en los que lloro sin sentido. Es lo que tiene vivir algo nuevo, de lo que no tienes referencia y para lo que no estabas preparada.

Los primeros días, cuando lo empecé a pasar peor, decidí hacer una lista de tooooodas las cosas que iba a hacer cuando abran la veda. Algunas son cosas cotidianas (de esas que hacíamos antes sin valorar mucho), otras son cosas que a veces se me olvida hacer o doy por hecho.

Y ¿sabéis lo mejor de todo? Que cuando las vuelva a hacer será como hacerlas por primera vez y podré crear en mi cerebro una carpeta con recuerdos de nombre: “la primera vez que hice esto después de la cuarentena”.

Imaginaos:

  • La primera vez que abracé a mis padres y mi hermana después de la cuarentena … ¡y lo que lloramos!
  • La primera vez que le comí los papos a mi ahijado después de la cuarentena … ¡y lo que había crecido!
  • La primera vez que nos juntamos las cuquis para tomar un café después de la cuarentena … ¡y cómo las echaba de menos!
  • La primera vez que fui a comer a la Carbayera después de la cuarentena … ¡y lo bien que sabía todo!
  • La primera vez que comí un helado de Helio después de la cuarentena … ¡y estaba mejor que nunca!
  • La primera vez que fui a trabajar después de la cuarentena … ¡y fue como si fuera mi primer día!

Y, ¿qué me decís?, puede que no sea la mejor situación del mundo y, estoy segura de que lo que queda será duro, pero ¿no os parece que merecerá la pena?

primeras veces

Arrivederci 2019

Vuelve a ser 31 de diciembre y vuelvo a pasarme el día tarareando Un año más de Mecano a todas horas e irremediablemente me da por hacer balance.

Este 2019 lo cierro con una sonrisa en la boca, mucha ilusión y también con miedo (es lo que tiene ver que la negatividad te observa siempre a la vuelta de la esquina), pero también con muchas ganas, y eso es lo más importante.
Ha sido un año de cambios, de avances, de alguna lágrima, de sorpresas y de retos.

En enero celebramos Reyes y nos fuimos de cumpleaños, los de siempre, como siempre. Volvimos a Gijón, estrenando piso y vecindario:

En febrero fuimos de concierto y nos sumergimos de lleno en el mundo de Harry Potter:

En marzo salimos a la calle a luchar por lo nuestro:

20190308_192508

En abril celebramos Pascua en familia, fui hasta Somiedo a dar una charla y dije SÍ QUIERO muy alto y muy fuerte:

En mayo, celebramos el Día de Internet en el trabajo, los codemitas volvieron a la carga y nos fuimos hasta Córdoba a la despedida de Oli:

Junio fue el mes de las celebraciones, de otro año más haciendo el Camín a Covadonga y de la boda de Olaya y Germán:

                               IMG-20190602-WA0092

IMG-20190609-WA0003

20190615_123406

IMG-20190616-WA0008

Julio sabe a vacaciones, a descanso, a fiestas de Granda y a relax:

IMG_20190728_223754_867IMG_20190728_223754_870IMG_20190728_223754_873

IMG-20190704-WA0020

Agosto sabe a camping, a familia, a vacaciones, a amigos y a mar:

IMG-20190810-WA0005    IMG-20190816-WA0000

Septiembre nos regaló al pequeño de la familia, con sus papos y sus sonrisas. 

En octubre cogimos las maletas y nos dió por viajar. Redescubrí Roma por décima vez y disfruté de un concierto de Melendi en familia en Pamplona:

IMG-20191005-WA0001

IMG-20191020-WA0001

IMG-20191020-WA0003

En noviembre trabajamos duro y empezamos nuestra cuenta atrás para el evento del año.

Y llegó diciembre para compartir tiempo con amigos y familia, para disfrutar de las luces, la emoción, la ilusión y los turrones:

        IMG-20191206-WA0035

IMG-20191224-WA0016

2019 me ha traído cambios, pero también estabilidad, emoción, sorpresas y nervios. Ha tenido días maravillosos y días horribles, pero me ha dado tantas alegrías que lo recordaré como uno de los mejores.
Al 2020 solo le pido eso de “virgencita, virgencita que me quede como estoy”. Muy Feliz Año para todos, a los que estáis aquí y a los que estando lejos os siento muy cerca.

20190703_175528

Por qué no deberías irte de Erasmus

Hace 10 años que cogía mi maleta y me iba de Erasmus, 10 largos años que han pasado rapidísimo, aunque mi historia Erasmus había empezado bastante antes, justo el día que decidí echar la solicitud para solicitar la beca, allá por noviembre del año 2008 (mi yo de 19 años de aquella época lo decidió en un arrebato y sin consultarlo con nadie creyendo que sería un milagro que me la concediesen). Pero me la concedieron y con 20 años casi recién cumplidos, un 17 de septiembre de 2009 cogía un avión destino Roma y luego un tren que me llevaría a mi destino, Macerata, ciudad bonita y singular donde las haya y de la que os dejo aquí info por si os pica el gusanillo (y no es porque yo haya estado allí, pero merece mucho la pena).
Pero hoy no vengo a aburriros con mis anécdotas de abuela (y es que los ex-Erasmus somos como abuelitos que cuentan sus aventuras en la mili), hoy vengo a deciros por qué no deberíais iros de Erasmus.

Read More

Esperando al 2019

“Y en el reloj de antaño como de año en año, cinco minutos más para la cuenta atrás, hacemos el balance de lo bueno y malo”.

Vuelve a sonar otra vez Mecano, otro 31, como siempre, cumpliendo las tradiciones. Este 2018 intenso y diferente ha dejado huellas bonitas, otras no tan bonitas, unas que han calado hondo y algunas que han pasado sin pena ni gloria.

Leer más

Nostalgia

Hoy vengo nostálgica, será que se está acabando el verano y que septiembre asoma ya la patita por debajo de la puerta. Septiembre que marca el inicio del nuevo curso, el año nuevo para algunos y la vuelta a la rutina a la mayoría.

Así que hoy no le voy a dar mucho al teclado, si no que voy a dejaros algunas fotos que os hagan recordar veranos y momentos especiales:

Leer más

Yo también quiero tu like

No hace mucho leía esta noticia acerca de los likes en redes sociales y la adicción que los más jóvenes tenían a ellos y me hizo reflexionar y hacer autocrítica.

Analizando mi evolución en las redes y comentándolo con amigos hemos llegado a la conclusión de que en la mayoría de los casos casi todo el contenido que se muestra en estas redes está orientado a la búsqueda del like, del me gusta o del retweet.

Read More

Mis veranos de “salvaje”

Ahora que ha llegado el verano (bueno quién lo diría aquí en Asturias) vuelve la sensación de nostalgia que me produce esta época del año.

Me encanta el verano y mentiría si dijera lo contrario. Desde que lo comienzo el día de mi cumpleaños hasta que decido que se acaba después de las fiestas de San Mateo me propongo siempre saborearlo, pero de un tiempo a esta parte me entra entre nostalgia y morriña mientras lo disfruto. Y este sentimiento siempre va ligado a los recuerdos tan buenos que tengo de los veranos pasados, sobre todo de los más lejanos.

Read More

Los sueños al alcance de la mano

Me encanta soñar, imaginar, elucubrar con lo que va a pasar. Soy feliz pensando en cómo seré dentro de uno, diez o quince años; lo que habrá pasado y cómo habrá cambiado mi vida.

Antes tenía una lista muy pequeña de sueños que quería alcanzar. Eran sueños a largo plazo, de esos que cuesta mucho trabajo conseguir y que algunos de ellos es probable que no consiguiese nunca. Algunos eran bastante reales, otros muy irreales, pocos fácilmente realizables.

Read More